Application Consultant: su rol en la empresa y sus competencias

16.08.2022
Application Consultant: su rol en la empresa y sus competencias

La figura del Application Consultant y sus funciones

El Application Consultant es responsable de estudiar y analizar las necesidades, solicitudes y objetivos del negocio, con el fin de identificar el software adecuado para la organización con la que colabora.

Aprovechando sus conocimientos en el campo tecnológico y su experiencia en el cargo, el Application Consultant ofrece asesoramiento encaminado a identificar el software o aplicación que mejor se adapta a las necesidades del negocio de referencia. Para ello, el Consultor de Aplicaciones debe tener un buen conocimiento de los procesos de la empresa, de las aplicaciones ya presentes en la empresa, de los objetivos del negocio, del público objetivo y del mercado en el que opera la empresa1.

La introducción de una nueva tecnología en la empresa suele ir seguida de un período de ajuste en el que los empleados aprenden a gestionar las nuevas funciones disponibles que estén a su disponibilidad. Muy a menudo, la figura del Consultor de Aplicaciones colabora en la formación y redacción de pautas para el correcto uso de la nueva tecnología.

Precisamente, entre las principales tareas que realiza el Application Consultant, encontramos:

  • Mantenimiento y actualización de las aplicaciones existentes en la empresa. Conociendo el software ya en uso, el Application Consultant analiza las posibles actualizaciones y mejoras, así como las soluciones que se pueden implementar.
  • Identificación, implementación y creación de softwares nuevos. El Consultor de Aplicaciones tiene como objetivo sugerir la compra de aplicaciones siempre nuevas y actualizadas que permitan agilizar tareas, alcanzar objetivos de negocio y optimizar procesos.
  • Creación de informes sobre el rendimiento de las aplicaciones ya en uso y las recién introducidas.
  • Formación y apoyo a los colaboradores. Para facilitar el cambio, el Application Consultant colabora en la redacción de instrucciones y especificaciones técnicas para el correcto uso de las nuevas tecnologías, así como en la formación directa del personal de la empresa. 
  • Apoyo al equipo de desarrollo para la identificación y creación de la mejor versión posible del producto, adecuado a las necesidades del negocio.
  • Cooperación con el equipo de analistas IT, con Project Managers y Supply Chain Management.

Application Consultant: formación y principales competencias

El Application Consultant suele tener un título en Informática o Ingeniería Informática y, a menudo, se especializa en Ingeniería de Software, Business Management o Comunicación

Los másters y cursos de actualización también representan excelentes soluciones para estar al día de las últimas tendencias tecnológicas, las aplicaciones más innovadoras y las novedades en materia de gestión de procesos. 

Las habilidades que posee el Consultor de Aplicaciones son transversales y van desde la informática a la economía, pasando por la gestión empresarial. 

Entre las hard skills del Application Consultant encontramos las siguientes:

  • Conocimientos básicos de los principales lenguajes de interfaz gráfica (por ejemplo CSS, XSLT, XML).
  • Conocimiento de los sistemas de gestión y sistemas operativos más populares. 
  • Conocimiento del funcionamiento de las principales bases de datos (MySQL, Oracle, IBM Db2…). 

La figura del Application Consultant se caracteriza por soft skills como:

  • Capacidad para organizar y planificar.
  • Habilidades de escritura.
  • Capacidad para trabajar tanto en equipo como de forma independiente.
  • Habilidades de comunicación.
  • Flexibilidad y resolución de problemas.
  • Espíritu de adaptación.
  • Orientación al resultado.
  • Habilidades multitasking.
  • Resistencia al estrés.
  • Dinamismo.

Fuentes

  1. What Does an Application Consultant Do?, practicaladultinsights.com

Bienvenido.