La figura del DevOps: qué hace en la empresa

03.12.2021
La figura del DevOps: qué hace en la empresa

La expresión DevOps deriva de la contracción de las palabras en inglés Development y Operations y fue acuñada por el desarrollador Patrick Debois en 2009.

DevOps refiere a una metodología de empresa dirigida a promover un conjunto de procesos y métodos destinados a la comunicación y colaboración entre divisiones, o entre grupos de desarrollo y operación.

El desarrollo de la metodología DevOps parte de algunas necesidades, como la de incrementar la frecuencia de lanzamientos en producción o la de incrementar el uso de centros de datos automatizados. El objetivo es acelerar el lanzamiento, la evolución y el mantenimiento del producto mediante la estandarización de los entornos de desarrollo y la automatización. No es casualidad que las empresas que más implementan esta metodología sean las que operan con frecuentes lanzamientos de software.

 

La figura del DevOps

DevOps es una figura profesional que realiza actividades de enlace entre los grupos de desarrollo y operaciones. Sus actividades consisten específicamente en la formulación de técnicas de integración de sistemas, en el desarrollo de herramientas y en la promoción de la comunicación entre divisiones.

Es un desarrollador, una figura que sigue de cerca y contribuye a las actividades de los sectores productivos, desde la escritura de códigos hasta la entrega y seguimiento del software. El DevOps es un ingeniero de sistemas, un programador, pero también un investigador, ya que es su trabajo encontrar la solución más adecuada a los problemas que puedan surgir durante los procesos. Es una figura híbrida que asume el rol de coordinador en todas las fases del lanzamiento (o Coordinador de Integración).

Por su naturaleza, un buen DevOps debe tener excelentes habilidades de comunicación, tanto verbal como escrita. Su objetivo es fomentar la colaboración entre divisiones para optimizar tanto la productividad del desarrollador como la confiabilidad operativa, con lo cual la adecuada transmisión de mensajes facilita su tarea. 

    

Beneficios de adoptar un enfoque DevOps

Con la adopción de metodologías de trabajo DevOps, los equipos de desarrollo y producción trabajan codo con codo, lo que garantiza una reducción de ineficiencias y una mejora en los tiempos de ejecución y lanzamiento. Los desarrolladores producen códigos teniendo en cuenta las necesidades de las operaciones y la proximidad entre las dos divisiones reduce los plazos de transición y de entrega.

Evidentemente, un aumento de velocidad no significa una reducción de la calidad y seguridad: lo que cambia es el método de trabajo y no los estándares a alcanzar.

Un enfoque de DevOps mejora la escalabilidad. Un mayor control de la producción se traduce en una mayor capacidad de gestión y resolución de problemas. Como resultado, la organización reduce los riesgos y aumenta la eficiencia en todos los niveles.

Un mayor control y velocidad de entrega también significa reducir los tiempos de testing y debugging y, en consecuencia, mantener altos niveles de competitividad.

Bienvenido.