Software Tester: qué hace y qué competencias posee

22.12.2021
Software Tester: qué hace y qué competencias posee

Software Tester: de qué se ocupa 

Al igual que cualquier otro producto, el software, antes de comercializarse, debe probarse. Esta fase de testing se denomina Software Testing y es fundamental para garantizar a los compradores o usuarios (en el caso del software de código abierto) la calidad del producto, su integridad y confiabilidad, excelente funcionalidad y adecuada experiencia de usuario (UX).

Los fallos de funcionamiento (también conocidos como errores o “bug”) a menudo se hacen evidentes sólo en la fase de prueba: si se descuidaran las pruebas de software, probablemente el usuario se encontraría administrando un software cuyo funcionamiento no es correcto, o no es coincidente con lo indicado en la descripción del producto.

Para la realización de Software Testing existe la figura especializada del Software Tester (ST). A menudo incluido en un equipo de probadores, puede encargarse de probar el producto en las distintas etapas de desarrollo, dependiendo de varios factores y del proceso elegido de acuerdo con el equipo de desarrolladores.

El Software Tester, por tanto, juega un papel importante en el ciclo de vida de un software y es fundamental para la imagen de la organización de referencia: contribuye al diagnóstico, planifica el análisis de la funcionalidad, evita el mal rendimiento del producto y, en consecuencia, evita repercusiones negativas en el negocio del fabricante.

El Software Tester puede desempeñarse en diferentes contextos de negocio; desde comercios de software hasta compañías informáticas, desde pequeñas empresas hasta grandes organizaciones que tienen un equipo de desarrollo de software interno.

Yendo al detalle, es posible identificar algunas de las principales tareas que realiza un Software Tester, independientemente del tamaño de la empresa en la que se inserta. Se ocupa principalmente de:

  • Planificar e implementar estrategias de testing.
  • Identificar el mal funcionamiento del producto y las causas relacionadas (actividades de depuración y corrección de errores).
  • Identificar áreas de mejora.
  • Colaborar con el equipo de desarrollo una vez identificadas las actualizaciones a realizar en el software.
  • Brindar soporte y documentación de los procedimientos de prueba realizados.
  • Escribir programas de test para verificar la calidad del producto.

Para realizar estas actividades de la mejor manera posible, un buen Software Tester debe poseer una combinación de competencias que van desde las más puramente técnicas hasta las de naturaleza blanda.

Entre sus habilidades técnicas encontramos:

  • Conocimiento de los lenguajes de programación más populares, como C #, C ++, Java, Python, PHP y Ruby.
  • Conocimiento de las principales metodologías de desarrollo de software (Waterfall, Agile ...)
  • Experiencia con UNIX, Linux o Windows, así como con las principales herramientas de scripting.
  • Conocimiento y experiencia práctica con una o más herramientas de gestión de pruebas (por ejemplo, Testlink).
  • Conocimiento y experiencia práctica con una o más herramientas de prueba para la identificación de averías (QC, Bugzilla, Jira ...).
  • Experiencia en análisis de datos.
  • Conocimiento básico de operación de bases de datos / SQL: los datos de análisis se almacenan en bases de datos como Oracle, MySQL.
  • Habilidad para documentar y realizar informes.

En cuanto a las principales soft skills que posee esta figura profesional, se encuentran la capacidad para trabajar de forma independiente pero también y sobre todo en equipo, la capacidad analítica, la precisión, la resistencia al estrés y las habilidades interpersonales y comunicativas. Los perfiles con más experiencia pueden trabajar en múltiples frentes (multitasking), han adquirido las habilidades organizativas adecuadas y muestran un gran foco en el detalle.

 

Cómo ser un Software Tester

Para emprender una carrera como Software Tester, se debe poseer formación orientada hacia las Tecnologías de la Información. Un Software Tester debe conocer los principales lenguajes de programación front end y back end, frameworks, los sistemas operativos más populares, DBMS, el funcionamiento de la arquitectura del software y las principales analíticas de software: un título en Informática, Ingeniería Informática o una especialización en Ingeniería de Software son por tanto necesarios.

Posteriormente, muchos profesionales continúan rutas de capacitación adicionales, optando por cursos que terminan con la obtención de certificaciones como ISTQB, emitida por la Junta Estadounidense de Cualificaciones de Software Testing (ASTQB) o la Certified Software Tester (CSTE) de la Junta Internacional de Certificación de Software. (ISCB).

También es posible especializarse en campo más específicos:

  • Performance test, o prueba de rendimiento.
  • Load/volume test, o prueba de carga/volumen.
  • Stress test.
  • Destructive software testing (DST).
  • Usability testing y accessibility testing.

Bienvenido.